Calcificacion de codo

Qué es la calcificación de codo

La calcificación de codo es una patología que afecta con mayor frecuencia a deportistas, pero también a la población general. Los tendones de la musculatura del antebrazo son dañados, exactamente se ven afectados los dos epicondilos,
externo e interno (también denominado epitróclea). Los tendones tienden a inflamarse por la carga que sufre la musculatura del antebrazo causando las conocidas como ‘’epicondilitis o codo de tenista” y “epitrocleitiso codo de golf”. Cuando se complica es más que probable que aparezca la calcificación de codo limitando la flexión o extensión de la muñeca y el brazo de forma activa.

Podemos localizar el epicóndilo en la parte externa lateral de la articulación del codo y es el lugar donde se insertan los músculos extensores de la muñeca. La epicondilitis o
“codo de tenista” es una inflamación de las inserciones musculares en el epicondilo del codo. La epicondilitis lateral afecta también la bolsa humeral, el periostio y el ligamento anular. En el caso de que la inflamación no sea a nivel lateral, sino medial, estaríamos hablando de “epicondilitis medial”, “epitrocleitis o codo de golfista”. En la calcificación de codo el dolor suele aparecer a nivel del codo para extender por el brazo y muñeca.

Duis nulla magnis aptent lobortis taciti sagittis fermentum, fusce pulvinar montes mi odio non nec etiam, laoreet nam natoque iaculis
donec orci. Fames nisi curabitur netus convallis lacus eros velit diam, ac torquent per dignissim accumsan tempus varius blandit, auctor
aenean cum facilisis feugiat facilisi suscipit. Erat augue est vivamus eu vehicula primis, curae fringilla sociosqu mauris conubia
mollis, tincidunt habitasse massa lectus quis. Parturient nostra
nullam platea ultrices litora eleifend vestibulum consequat, sociis
urna aliquet integer metus praesent dis.

Duis nulla magnis aptent lobortis taciti sagittis fermentum, fusce pulvinar montes mi odio non nec etiam, laoreet nam natoque iaculis
donec orci. Fames nisi curabitur netus convallis lacus eros velit diam, ac torquent per dignissim accumsan tempus varius blandit, auctor
aenean cum facilisis feugiat facilisi suscipit. Erat augue est vivamus eu vehicula primis, curae fringilla sociosqu mauris conubia
mollis, tincidunt habitasse massa lectus quis. Parturient nostra
nullam platea ultrices litora eleifend vestibulum consequat, sociis
urna aliquet integer metus praesent dis.

Causas

El origen de la calcificación de codo suele ser consecuencia del sobreuso, afectando el brazo dominante.

Las posibles causas de la calcificación de codo pueden deberse a las siguientes situaciones:

  • Practicar un mismo deporte que involucre el sobreuso de los brazos por varias horas al día
  • Realizar un esfuerzo repetitivo como ocurre en el caso de algunos trabajos.
  • Trabajar con máquinas vibratorias
  • Cargar grandes pesos con los brazos
  • Inflamaciones crónicas previas que han ocasionado la presencia de las calcificaciones
  • Microfragmentaciones del tendón
  • Luxación del codo
  • Fractura de codo o huesos aledaños que involucren a los tendones.
  • Traumatismo directo.

El origen de la calcificación de codo suele ser consecuencia del sobreuso, afectando el brazo dominante.

Las posibles causas de la calcificación de codo pueden deberse a las siguientes situaciones:

  • Practicar un mismo deporte que involucre el sobreuso de los brazos por varias horas al día
  • Realizar un esfuerzo repetitivo como ocurre en el caso de algunos trabajos.
  • Trabajar con máquinas vibratorias
  • Cargar grandes pesos con los brazos
  • Inflamaciones crónicas previas que han ocasionado la presencia de las calcificaciones
  • Microfragmentaciones del tendón o microtraumatismos.
  • Luxación del codo
  • Fractura de codo o huesos aledaños que involucren a los tendones.

Síntomas

Es una patología que presenta los siguientes síntomas característicos:

  • Dolor local o irradiado al brazo o a la muñeca
  • Área de inflamación visible y palpable cerca del epicondilo lateral
  • Dolor al realizar movimiento que requieren de la supinación y la extensión de la muñeca, en la epicondilitis y la pronación y la flexión en la epitrocleitis.
  • Paresias antiálgicas por inhibición refleja
  • Las radiografías con el codo en posición de oblicuidad a 45 grados podrían determinar la parición de erosiones y calcificaciones o espolones en la apófisis coronoides.
  • La resonancia magnética puede mostrar edema.
  • En la Ecografía se aprecian irregularidades en la inserción del tendón, engrosamiento del mismo y pequeñas calcificaciones.

Duis nulla magnis aptent lobortis taciti sagittis fermentum, fusce pulvinar montes mi odio non nec etiam, laoreet nam natoque iaculis
donec orci. Fames nisi curabitur netus convallis lacus eros velit diam, ac torquent per dignissim accumsan tempus varius blandit, auctor
aenean cum facilisis feugiat facilisi suscipit. Erat augue est vivamus eu vehicula primis, curae fringilla sociosqu mauris conubia
mollis, tincidunt habitasse massa lectus quis. Parturient nostra
nullam platea ultrices litora eleifend vestibulum consequat, sociis
urna aliquet integer metus praesent dis.

Duis nulla magnis aptent lobortis taciti sagittis fermentum, fusce pulvinar montes mi odio non nec etiam, laoreet nam natoque iaculis
donec orci. Fames nisi curabitur netus convallis lacus eros velit diam, ac torquent per dignissim accumsan tempus varius blandit, auctor
aenean cum facilisis feugiat facilisi suscipit. Erat augue est vivamus eu vehicula primis, curae fringilla sociosqu mauris conubia
mollis, tincidunt habitasse massa lectus quis. Parturient nostra
nullam platea ultrices litora eleifend vestibulum consequat, sociis
urna aliquet integer metus praesent dis.

Tratamiento

La calcificación de codo requiere de un tratamiento adaptado y no invasivo. El tratamiento no quirúrgico suele ser la mejor opción para lograr proteger la articulación, disminuir la inflamación, reducir la calcificación de codo y erradicar el dolor. Para lograr estos objetivos recomendamos el tratamiento de la onda de choque focales.

Al ser la afección de codo con mayor incidencia y no presentar una evolución clínica favorable en todos los casos debido a la persistencia y reaparición de la sintomatología los especialistas han valorado nuevos métodos de tratamiento y técnicas avanzadas como son las ondas de choque.

Múltiples estudios se han realizado con el fin de determinar la efectividad de las ondas de choque en el tratamiento de la calcificación de codo, incluso en pacientes que no obtuvieron resultados con ningún tratamiento previo. La evidencia científica disponible nos muestra como las ondas de choque para la calcificación de codo es una técnica que implica más beneficios que riesgos, demostrando la mejoría en la fuerza, dolor y función del puño. Actualmente, la epicondilitis lateral o codo de tenista es una patología muy frecuente y cada vez más a menudo es tratada mediante ondas de choque extracorpóreas.

La terapia de Ondas de Choque Extracorpóreas (Extracorporeal ShockWave Therapy o ESWT en inglés) es un método de tratamiento relativamente nuevo que mediante el uso de ondas sonoras de alta intensidad que se aplican de forma focal sobre las estructuras a tratar y generan daños celulares y tisulares y una respuesta inflamatoria, con aumento de la vascularización que producirá la regeneración de los tejidos, con el fin de conseguir una homeostasis
por reagudización.

A continuación, podemos destacar algunos de los efectos fisiológicos que nos proporcionan las ondas de choque como:

  • Estimulación de la producción de colágeno
  • Neovascularización
  • Dispersión de la sustancia P
  • Disolución de fibroblastos calcificados
  • Reabsorción de depósitos de calcio
  • Aumento del metabolismo
  • Inhibición de los nociceptores
  • Liberación de endorfinas

Las ondas de choque extracorpóreas utilizadas en patologías como la calcificación de codo no se utilizan para desintegrar tejidos, sino más bien por sus efectos biológicos en la reparación de estos. Cuando aplicamos el tratamiento de ondas de choque en la zona afectada se producirá en el punto de aplicación un aumento de la formación de vasos sanguíneos. El aumento de la circulación en la zona permitirá la llegada de factores de reparación tisular y de
oxígeno, que favorecerán una recuperación más rápida. Hace por tanto que se restablezcan los procesos de curación, que en muchos casos, en los procesos crónicos, han quedado paralizados o inactivos.