Cómo se dan las ondas de choque: 3 pasos

cómo se dan las ondas de choque

Cómo se dan las ondas de choque: indicaciones

El tratamiento de ondas de choque consta de una onda acústica que conduce una gran cantidad de energía a los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. Las ondas de choque se recomiendan en las siguientes afecciones:

  • Tendinopatía calcificada de hombro o de otra localización.
  • Tendinopatía degenerativa (tendinosis manguito rotador, rotuliana, cuadricipital, aquilea…)
  • Epicondilitis
  • Fascitis plantar.
  • Trocanteritis
  • Seudoartrosis
  • Osteonecrosis
  • Sindrome miofascial (no incluye fibromialgia)
  • Espasticidad por lesión neurológica

El médico rehabilitador indicará cual es el aparato apropiado para cada una de ellas (alta energía, de energía media o baja), así como decidir el tipo y características de la onda (lineal o radial). Además, el especialista decidirá cuando aplicarlas, la frecuencia y el número de sesiones.

Conozcamos en este artículo cómo se dan las ondas de choque y cómo consiguen reducir el dolor causado por las patologías mencionadas.

Cómo se dan las ondas de choque: 3 pasos

Estudio y localización de la zona a tratar

La zona a tratar es localizada por el médico rehabilitador mediante la palpación, para aplicar las ondas de choque con la mayor precisión.

Aplicación de gel especifico

Se aplica una cantidad suficiente de gel en la zona a tratar. El gel es utilizado para conseguir transferir las ondas acústicas de manera eficiente y sin problemas.

Comenzamos la terapia de ondas choque

El aparato utilizado para las ondas de choque se coloca en la zona a tratar y con una leve presión se comienza a dar las ondas de choque. 

Resultados médicos con las ondas de choque

como se aplican las ondas de choque

Nueva vasos sanguíneos se forman

El flujo de sangre de nutrientes es fundamental para iniciar y mantener los procesos de reparación de tejido dañado. El tratamiento de ondas acústicas crea microrupturas capilares en tendón y hueso para lograr nueva formación de vasos sanguíneos.

Reversión de la inflamación crónica

Los mastocitos son uno de los componentes clave del proceso inflamatorio. Conseguimos aumentar su actividad con el tratamiento de ondas de acústicas.

Estimulación de la producción de colágeno

La Terapia de Ondas de Choque consigue aumentar la síntesis de colágeno. Conseguir la producción de una cantidad importante de colágeno es una condición previa necesaria para los procesos de reparación de daños mioesqueletales y de estructuras ligamentosas. 

Disolución de fibroblastos calcificados

Los problemas de microdesgarrons o traumas en los tendones provoca la acumulación de calcio, por lo que el uso de las ondas acústicas consigue romper las calcificaciones formadas.

Mediador del Dolor : “sustancia P”

La sustancia P es un neurotransmisor que comunica la intensidad del dolor a través de las fibras C. Este neuropéptido se relaciona generalmente con dolor intenso, persistente y crónico.

Liberación de puntos gatillos

¿Qué son los puntos gatillos? Pues bien, son la principal causa de dolor en la espalda, el cuello, los hombros y las extremidades. El tratamiento de ondas de choque desbloquea la bomba de calcio, invirtiendo la crisis metabólica en los miofilamentos y libera el punto gatillos.

Cómo se dan las ondas de choque para reducir el dolor

Es importante saber que la intensidad de dolor depende de cada paciente y del tipo de patología que presente. Por un lado, existe una tolerancia individual al dolor que es distinta en cada persona. Esto quiere decir, que determinados procesos que para una persona resultan muy dolorosos, para otras no lo son tanto.

El especialista tiene en cuenta el nivel de dolor que presenta el paciente en estado habitual. Si al palpar el proceso es muy doloroso, el médico esperara un momento, antes de aplicar las ondas a alta presión. Según va mejorando la lesión, la cantidad de dolor que tiene el paciente en su vida diaria y la técnica disminuye drásticamente. 

Como expertos en ondas de choque somos conscientes que algunas patologías, en las que tenemos que utilizar ondas lineales de muy alta energía, como en la seudoartrosis o focos de osteocondrosis, podemos ayudar sedando al paciente para evitar la sensación de dolor. 

Algunos pacientes pueden presentar dolor las 24-48 h después de recibir el tratamiento. Para ello, el médico rehabilitador aconseja tomar analgésicos en función de la intensidad de este, así como la aplicación de hielo local para evitar la aparición de edema y hematoma. No se recomiendan tomar antiinflamatorios porque suelen aumentar la aparición de estos. Se desaconseja realizar cualquier actividad deportiva o laboral que afecten al tendón o hueso donde se ha realizado el tratamiento. Los resultados del tratamiento de las ondas de choque dependen del paciente. Hay pacientes que sienten una gran mejoría en pocas sesiones, pero existen pacientes y patologías que mejoran a través de un mecanismo biológico de reparación, que conlleva la espera de hasta 3-4 meses.

En Goniomedic te recomendamos pedir cita para valorar tu caso y recibir un tratamiento personalizado.

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese