Diferencias entre un médico rehabilitador y un fisioterapeuta

Diferencias entre un médico rehabilitador y un fisioterapeuta

A pesar de que en muchas ocasiones trabajan juntos, existen bastantes diferencias entre un médico rehabilitador y un fisioterapeuta. Haciendo un símil deportivo, se podría decir que el médico rehabilitador es el entrenador y el fisioterapeuta el jugador. Para comprender la diferencia entre ambos empecemos por conocer con exactitud las áreas que abarca un médico rehabilitador y un fisioterapeuta.

¿Qué es un médico rehabilitador?

Un médico rehabilitador, como su nombre correctamente informa es un doctor, por lo que ha estudiado la carrera de medicina y ha seguido con una especialización. Pese a ser probablemente uno de los grandes olvidados de la medicina es crucial en el tratamiento de algunas patologías muy delicadas.

El médico rehabilitador estudia la patología del paciente, abriendo la posibilidad de poder estar relacionada con cualquier parte del cuerpo, lo que los lleva a analizar, a diferencia de otras áreas médicas directa o indirectamente relacionadas con la rehabilitación (la fisioterapia), la enfermedad como un todo.

Es decir, no solo se centran en la zona en la que hay dolor sino que buscan su origen. Esto se debe a que un dolor puede no ser un dolor sin más, sino un señal del cuerpo indicando una lesión en la espalda. A causa de este hecho, hasta que el diagnóstico y el tratamiento no estén claros, no se deriva el paciente al fisioterapeuta.

¿Qué es un fisioterapeuta?

Por su parte, podemos definir a la fisioterapia como: «el conjunto de métodos que tienen por finalidad la recuperación de una actividad o función perdida o disminuida por traumatismo o enfermedad.

La fisioterapia, en la práctica, es una alternativa terapéutica que trata de calmar los síntomas de múltiples dolencias, por medio del:

  • ejercicio terapéutico
  • aplicación de modalidades
  • técnicas manuales.

A esto le sumamos la búsqueda del desarrollo de los sistemas del cuerpo, ya que un buen o mal funcionamiento influye en la evolución del tratamiento.

La fisioterapia debe basarse en el conocimiento científico de los agentes físicos, más anatomía, fisiología y la patología a tratar, ya que son de vital importancia a la hora de plantear y controlar satisfactoriamente las diferentes aplicaciones terapéuticas.

¿Principales patologías tratadas por el médico rehabilitador?

Aquí nos encontramos otras de las diferencias entre un médico rehabilitador y un fisioterapeuta. El médico rehabilitador abarca un amplio abanico de patologías, lo cual no es de extrañar ya que está formado en áreas como la traumatología, reumatología, neurología, respiratorio, lesiones medulares, foniatría o suelo pélvico.

Pero si le preguntamos a un especialista con experiencia, nos dirá que las patologías fundamentales tratadas por un médico rehabilitador son cuatro: las traumatológicas, reumáticas, respiratorias y neurológicas. Además por su formación están capacitados a usar tratamientos más complejos como las ondas de choque.

Las traumatológicas

Estás patologías son las más asociadas a la rehabilitación y más aún a la figura del fisioterapeuta. Entre las más comunes encontramos las contusionesluxacioneslesiones musculares (desgarros, tirones, calambres) y esguince de tobillo o de la rodilla.

Este tipo de lesiones se ven habitualmente en la práctica del deporte ya que nos exponemos a este tipo de traumatismos, debido a los movimientos y a las exigencias que se somete al cuerpo, las cuales frecuentemente exceden nuestros límites.

Otras patologías relacionadas con la traumatología y a las que estamos todos expuestos. Ya que éstos traumatismos ocurren en el hogar, oficina y deporte. Son las fracturas óseas, lesiones de los tendones, lesiones de la tibia y contracturas, son lesiones generalizadas.

Las reumáticas

La reumatología se encarga de la parte musculoesquelética y autoinmune del cuerpo, enfocándose en procesos sistemáticos que derivan de estas. Las patologías más comunes, entre otras, en este área médica son la artritis, la artrosis, la lumbalgia y la osteoporosis. Visualizando el campo de acción en las enfermedades musculoesqueléticas, veamos a qué partes del cuerpo afectan:

  • Huesos, una persona adulta tiene 206 huesos, un recién nacido tiene 300 huesos
  • Músculos, tenemos 650 entre los que encontramos los lisos que son los que no controlamos (en las paredes del intestino o vasos sanguíneos)
  • Articulaciones, podemos encontrar hasta 360, de las cuales, 86 se encuentran en el cráneo, 6 en la garganta, 66 en el tórax, 76 en la columna vertebral y la pelvis, 31 en cada una de las extremidades inferiores y 32 en cada una de las extremidades superiores.

El campo de acción, como podemos ver es bastante amplio y aún nos quedan las autoinmunes que afectan a riñones, pulmón, piel, corazón y cerebro.

¿Principales patologías tratadas por el fisioterapeuta?

El fisioterapeuta, principalmente aborda patologías ligadas a la traumatología y cirugía ortopedia, como las contusiones, luxaciones, lesiones musculares, esguince de tobillo o de la rodilla, fracturas óseas, lesiones de los tendones, lesiones de la tibia y contracturas.

Patologías que podemos encontrar en esta área

  • Epicondilitis o codo de tenista: caracterizada por dolor en la cara externa del codo en la región del epicóndilo
  • Epitrocleitis o codo de golfista: tendinitis en la inserción de los músculos epitrocleares provocada por la repetición de determinados movimientos
  • Escoliosis: La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral
  • Linfedema: es el nombre de un tipo de inflamación que ocurre cuando se acumula linfa en los tejidos blandos del cuerpo. Suele ocurrir en los brazos o las piernas.
  • Lumbalgia: dolor en la parte inferior de la espalda
  • Rotura fibrilar: la rotura fibrilar se suele producir por una elongación excesiva del músculo, por una contracción muy brusca o por un esfuerzo que supera su capacidad.
  • Tendinitis: la inflamación del tendón, que es la estructura que une el músculo con el hueso, causa irritación e hinchazón.
  • Fascitis: es la inflamación de la fascia plantar, una banda de tejido elástico que se extiende desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, situada delante de los dedos
  • Tortícolis: un tipo de distonía en que los músculos del cuello, particularmente el músculo esternocleidomastoideo, se contraen involuntariamente
  • Contracturas: tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras por realizar un sobre esfuerzo

Como vemos el médico rehabilitador es capaz de tratar lesiones más complejas y de mayor gravedad que un fisioterapeuta, gracias a tener una formación más profundad sobre el cuerpo humano y los tratamientos para cada lesión.

Hasta aquí nuestro artículo sobre las diferencias entre un médico rehabilitador y un fisioterapeuta, y qué es lo que trata cada uno de ellos.

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese