Las ondas de choque en la medicina estética

ondas de choque en medicina estética

Durante muchísimos años se han utilizado las ondas de choque para tratamientos de rehabilitación. De hecho, es una de las técnicas que más utilizamos en la medicina rehabilitadora dado los buenos resultados que se obtienen casi de forma inmediata. Pero no es el único uso que se le da. Y, hoy, queremos hablaros de la terapia con ondas de choque dentro de la medicina estética.

Ya hace unas semanas, os comentábamos los beneficios que tienen estas ondas de choque para poder disimular esas cicatrices que quedan abultadas o con formas poco estéticas. Gracias a esta terapia, estas cicatrices pueden desde disimularse hasta desaparecer. Consiguiendo así, un resultado que la persona que se la aplica, mejore su seguridad en sí misma.

Recordemos qué son las ondas de choque.

En el blog de Goniomedic podrás encontrar multitud de artículos en los que hablamos de qué son las ondas de choque, sus usos y las formas de aplicación. Ahora, vamos a recordar un poco qué son.

Las ondas de choque son impulsos electromagnéticos a altas presiones que se aplican sobre la zona afectada que se desee tratar. En primer lugar, se aplica unas ondas con altas presiones que en casi de forma inmediata, baja su presión hasta niveles negativos.

Con esto conseguimos reducir dolores de ciertas patologías, curar cicatrices o usarse dentro de la medicina estética. Gracias a ese choque de presiones, se consigue estimular el riego sanguíneo de la zona, dando lugar a la construcción de nuevos vasos sanguíneos o a la reparación de aquellos que se hayan podido dañar en la zona.

Existen ondas de choque radiales, las cuales se aplican cuando la zona a tratar se encuentra en un lugar de difícil acceso o cuando no se sabe con exactitud la zona a tratar; ya sea porque los dolores son diversos y no deja ver dónde se encuentra la lesión principal.

Por otro lado, nos encontramos las ondas de choque focales. Con este tipo de ondas de choque, se consigue tratar la zona de la patología de manera directa, justo en la zona y focalizada. Gracias a esa estimulación de conseguir un mayor torrente sanguíneo, los dolores se alivian de forma casi inmediata desde la primera sesión.

Gracias también a que exista un mayor riego sanguíneo, las defensas y resto de agentes encargados de curar la zona, llegan con mayor rapidez. Por ello se consiguen grandes resultados, desde la primera sesión y se necesitan pocas sesiones para tratar casi cualquier patología.

¿Cómo ayudan las ondas de choque en la medicina estética?

Las ondas de choque en la medicina estética se nutren de la enorme experiencia existente en la medicina rehabilitadora. Con ese mayor riego sanguíneo que se estimulaba que comentábamos anteriormente, se estimula, a su vez, la producción de colágeno y elastina del cuerpo.

Y, ¿qué sería de nuestra piel sin la ayuda del colágeno? El colágeno la proteína mayoritaria del cuerpo de un ser humano. Es el componente principal de los tejidos y gracias a esta proteína conseguimos montar los tendones, los ligamentos, la piel, los músculos…

Por ello, conseguir la estimulación de la creación de esta proteína, servirá para poder tratar estrías, cicatrices e incluso podremos comprobar cómo se puede luchar contra la flacidez de algunas zonas del cuerpo que tienden a caer con el paso de los años, los cambios bruscos de peso o los cambios propios hormonales del ser humano.

Las ondas de choque en la medicina estética

En muchas ocasiones parece que para poder solucionar algunos inconvenientes de nuestro cuerpo, tenemos que meternos en un quirófano o inyectar algunos agentes externos. Esta no suele ser la técnica que más pueda gustar a ciertas personas y para ellas las ondas de choque para tratar la estética es la mejor técnica.

Estas ondas de choque no son invasivas, se realizan con una maquinaria especializada y con unos profesionales especializados y experimentados en este tipo de tratamientos, como con los que contamos en la Clínica Goniomedic.

Y es que, gracias a esa estimulación de la producción del colágeno, podremos disolver algunas zonas con grasa localizada y persistente. Esto se consigue a través de la eliminación de toxinas del propio cuerpo, que se facilita al existir un mayor riego sanguíneo en la zona a tratar.

Lo mejor de realizar un tratamiento con ondas de choque en la medicina estética, es que al no ser invasiva, no existe ningún tipo de dolor para quien se le realice el tratamiento. Consiguiendo así que la calidad de vida de el/la paciente no se vea mermada en ningún momento y se mejore gracias a resolver algunos inconvenientes que pudiera tener y generando así una mayor confianza en sí misma.

¿Existe alguna contraindicación para el tratamiento con ondas de choque en la medicina estética?

Para este tipo de tratamiento, las contraindicaciones son las habituales que nos pudiéramos encontrar en cualquier técnica parecida. Las ondas de choque están contraindicadas para personas con marcapasos, mujeres embarazadas o en proceso de lactancia, neoplasias, personas con tratamientos tumorales…

Se recomienda no tener una exposición directa al sol en las 48 horas siguientes al tratamiento y siempre utilizar bloqueadores o protectores solares.

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese