Dolor en la columna vertebral y cómo tratarlo

dolor en la columna vertebral

Hay muchas estructuras de la columna vertebral que pueden causar dolor. Cualquier irritación de las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral, problemas en las articulaciones, los mismos discos, los huesos y los músculos, todos pueden ser una fuente de dolor. Muchas afecciones de la columna se interrelacionan. Por ejemplo, la inestabilidad de la articulación puede dar lugar a la degeneración del disco, que a su vez puede ejercer presión sobre las raíces nerviosas, etc. A continuación, se describen las causas más comunes de dolor en la columna vertebral:

Problemas musculares

La causa más común de dolor en la espalda es la contractura muscular y otros problemas musculares. Una distensión por levantar objetos pesados, agacharse o por cualquier otro uso o repetitivo puede ser muy doloroso, pero las distensiones musculares suelen sanar en pocos días o semanas.

Degeneración de discos

Los discos intervertebrales son almohadillas esponjosas que actúan como amortiguadores entre cada una de las vértebras de la columna. La degeneración del disco puede generar dolor en el espacio intervertebral. Puede hacerse referencia a esta afección con muchos términos diferentes. En este sitio se le denomina sistemáticamente «enfermedad degenerativa de disco».

Hernia de disco

Las hernias de disco son más comunes en el dolor en la columna vertebral. Una hernia de disco puede ocurrir de repente debido a lesiones o por levantar objetos pesados, o suceder lentamente como parte de un proceso de desgaste de la columna vertebral. El dolor de pierna (ciática) es el síntoma más común de una hernia de disco.

Disfunción de la articulación sacroilíaca

La articulación sacroilíaca, que se conecta con la parte inferior de la columna vertebral y la parte superior de la rabadilla, puede causar dolor en la espalda o dolor de ciática si hay algún tipo de disfunción en la articulación que permite demasiado movimiento o restringe el movimiento normal.

Espondilolistesis

La espondilolistesis ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre la de abajo. El deslizamiento se produce con mayor frecuencia en las vértebras. Si la vértebra desplazada comprime la raíz nerviosa en ese nivel, puede originarse dolor en las piernas y, posiblemente, dolor en el pie).

Osteoartritis

La osteoartritis de la espalda a veces se llama artrosis de las articulaciones. El envejecimiento y el desgaste pueden hacer que el cartílago que recubre a las articulaciones en la parte posterior de la columna vertebral se vuelva raído y deshilachado. El exceso de fricción puede producir espolones óseos e inflamación de articulaciones que causan dolor, presión en el nervio y limitan la amplitud de movimiento.

Estenosis

El estrechamiento del canal raquídeo o de los canales de las raíces nerviosas (espacios, por donde las terminaciones nerviosas pasan cuando salen de la columna vertebral) puede ocasionar que las terminaciones nerviosas se compriman, lo que produce dolor, hormigueo, entumecimiento en las piernas, e incluso dificultad para caminar. Este estrechamiento es a menudo la consecuencia de los espolones óseos e inflamación articular de la osteoartritis.

El nervio ciático, que se extiende desde la parte inferior de la espalda hacia cada pierna y hasta el pie, puede sufrir un pinzamiento o irritarse a causa de cualquiera de las afecciones mencionadas anteriormente, lo cual a menudo provoca dolor o sensación de hormigueo en la parte posterior de la pierna y, posiblemente, en el pie. El término común para describir este tipo de dolor en la pierna es ciática.

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese