Importancia del ejercicio en la prevención de enfermedades

Todos hemos oído muchas veces que el ejercicio es bueno para la salud y puede ayudar a bajar de peso. Pero en los casos que pasamos mucho tiempo ocupado y con un trabajo sedentario, la importancia del ejercicio en la prevención de enfermedades es básico.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para empezar. Se puede comenzar poco a poco y encontrar maneras de hacer más actividad física. Para obtener el mayor beneficio, debemos tratar de realizar la cantidad recomendada de ejercicio para nuestra edad. Con ello nos sentiremos mejor, ayudará a prevenir o controlar muchas enfermedades y puede incluso vivir más tiempo.

Importancia del ejercicio en la prevención de enfermedades

Cada vez nos sorprende menos ver personas de cualquier edad y condición practicar deporte en los parques. Lo que hace años era una minoría se está convirtiendo en un fenómeno de masas. Parece que el ejercicio físico va calando en la sociedad actual como hábito saludable, y es que cada vez hay más personas concienciadas con su salud y que, además, disfrutan ejercitándose al aire libre o en el gimnasio.

Y es que la actividad física bien planteada es una potente herramienta de salud que nos puede ayudar a vivir sanos y en forma. Cada vez más personas lo notan, hacen ejercicio y se sienten mejor: descansan mejor, sienten menos estrés, gestionan mejor sus emociones y mejoran en su desempeño laboral.

El sedentarismo es el factor de riesgo de mortalidad y morbilidad más importante. Si además de tener una baja condición física se le añade el tabaquismo, la hipertensión o la obesidad, estamos creando un cóctel molotov para nuestra salud, y nos hace ser una bomba de relojería andante esperando la gota que colme el vaso.

¿Cuáles son los beneficios para la salud del ejercicio?

El ejercicio regular y la actividad física puede ayudar a:

  • Controlar el peso: Junto con la dieta, el ejercicio juega un papel importante en el control del peso y la prevención de la obesidad. Para mantener su peso, la energía que gastamos en las actividades diarias debe ser igual a las calorías que ingerimos. Para perder peso, debemos quemar más calorías de las que se consumen
  • Reducir el riesgo de enfermedades del corazón: El ejercicio fortalece el corazón y mejora su circulación. El aumento del flujo sanguíneo eleva los niveles de oxígeno en el cuerpo. Esto ayuda a bajar el riesgo de enfermedades del corazón como el colesterol alto, la enfermedad arterial coronaria y el ataque al corazón.
  • Controlar los niveles de azúcar en la sangre y de insulina: El ejercicio puede reducir el nivel de azúcar en la sangre y ayudar a que la insulina funcione mejor. Esto puede reducir el riesgo de síndrome metabólico y diabetes tipo 2.
  • Dejar de fumar: El ejercicio puede hacer más fácil dejar de fumar, reduciendo la ansiedad y los síntomas de abstinencia.
  • Mejorar la salud mental y su estado de ánimo: Durante el ejercicio, el cuerpo libera sustancias químicas que pueden mejorar el estado de ánimo y sentirnos más relajado. Esto puede ayudar a lidiar con el estrés y reducir el riesgo de depresión
  • Fortalecer los huesos y músculos: El ejercicio regular puede ayudar a hacer más fuertes los huesos de niños y adolescentes. Con los años, también puede disminuir la pérdida de densidad ósea relacionada a la edad. Hacer actividades de fortalecimiento muscular puede ayudar a aumentar o mantener la masa muscular y la fuerza
  • Reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer: Incluyendo cáncer de colon, de mama, uterino y de pulmón
  • Reducir el riesgo de caídas: Para los adultos mayores, las investigaciones muestran que hacer actividades de equilibrio y fortalecimiento muscular, además de actividad aeróbica moderada, puede ayudar a reducir el riesgo de caídas
  • Dormir mejor: El ejercicio puede ayudar a conciliar el sueño más rápido y permanecer dormido más tiempo
  • Mejorar la salud sexual: El ejercicio regular puede reducir el riesgo de disfunción eréctil en los hombres. Para aquellos que ya tienen este problema, el ejercicio puede ayudar a mejorar su función sexual. En las mujeres, el ejercicio puede aumentar la excitación sexual
  • Aumentar sus posibilidades de vivir más tiempo: Los estudios muestran que la actividad física puede reducir el riesgo de morir prematuramente de las principales causas de muerte, como las enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese