Historia de las ondas de choque: un descubrimiento milagroso

historia de las ondas de choque

La historia de las ondas de choque comienza con un descubrimiento casual en 1966. Durante los trabajos experimentales en aeronáutica de la compañía aeroespacial Dornier se descubrió la transmisión de las ondas de choque por el cuerpo humano. Las ondas de choque se utilizan en medicina desde los años 80, cuando se comienzan a investigar los efectos sobre los cálculos urinarios.

Historia de las ondas de choque

La historia de las ondas de choque comienza a tomar forma hace relativamente poco, por lo que es corta en el tiempo, sin embargo, la intensidad y el misterio de sus inicios la hace muy cautivadora.

Como hemos comentado, la historia de las ondas de choque comienza con una técnica no invasiva de la patología cálcica en riñón, para ampliar su espectro a otras zonas de la anatomía.

Es desde la enfermedad renal, es donde inician su andadura, hasta nuestros días, las ondas de choqeu pasan por diferentes áreas y zonas anatómicas. En el aparato digestivo, se inicia con la patología biliar, en el aparato locomotor con la pseudoartrosis, para pasar a las tendinopatías. En urología abarca además las alteraciones del pene (induratio plastic).

Las heridas tórpidas, infectadas están siendo tratadas con éxitos, patología miofascial y puntos gatillo, patología cardiaca e innumerables patologías se van introduciendo cada día en el tratamiento con ondas de choque.

Durante la segunda guerra mundial, se evaluaron las afecciones de los pulmones tras la explosión de las bombas. No se observaron signos de violencia, siendo la primera vez que se apreciaban los efectos de las ondas de choque, aunque en ese momento no estaba claro el mecanismo real del daño tisular.

Es en 1950, cuando Yuking diseña un mecanismo electrohidráulico de ondas de choque, denominado URAT 1. El objetivo del mecanismo fue introducir las ondas de choque por el tracto urinario para tratar la zona del cálculo.

Primeros experimentos 

historia de las ondas de choque patologías

Un año después del diseño del mecanismo electrohidráulico de ondas de choque, se inician los primeros experimentos con ondas ultrasónicas continuas. Los distintos autores que inician los estudios observan que la destrucción de los tejidos es muy importante, por lo que no se continúa el experimento.  

En 1966 los experimentos de la empresa Dornier consiguen despertar el interés de las ondas de choque, por los impactos de proyectiles de alta velocidad. Durante los años 1966 y 1970, se amplia el conocimiento de los cambios biológicos en diferentes tejidos producidos por las Ondas de Choque.

En 1970, en Alemania, Hausler y kiefer, se comienza a practicar la desintegración de cálculos renales sin cirugía.  Los primeros estudios se realizan in vitro y sin contacto directo con el cálculo.

Cuatro años más tarde (1974), el departamento “Research and Science of Germany”, financia el programa de aplicación de ESWL.  El 7 de febrero de 1980 se realiza el primer tratamiento en litiasis renal, en la Ludwig Maximilians Universitat de Munich. En 1982 se calcula que cerca de 200 pacientes habían sido tratados con ondas de choque. En 1983 los pacientes tratados sobrepasaban los 1000. En 1984 se instalan 6 centros en EEUU y 1 en Japón.

Historia de las ondas de choque: Primer Generador Piezoelectrico

En 1985, Richar Wolf perfecciona su diseño de generador piezoeléctrico y se realiza el primer tratamiento en vesícula biliar en Múnich. A partir de este momento se llevan a cabo los primeros experimentos en hueso por la creencia de que este tratamiento en riñón pueda dañar a la articulación de la cadera. Los resultados demuestran que no hay efectos secundarios evidentes. En 1986 Siemens diseña un sistema electromagnético, y se crea el primer prototipo de litotricia sin bañera. Dos años más tarde (1988), se celebra el éxito del primer tratamiento de pseudoartrosis en Bochum, Alemania.

En relación al aparato locomotor, se crean grupos de profesionales, bien definidos, que utilizan modelos experimentales y adaptados, transfieren el modelo urológico al aparato locomotor.  En 1998, en Turquía, se celebra el primer Congreso de la Sociedad Europea de Ondas de Choque; conocido por sus siglas en ingles, ESMST.

Historia de las ondas de choque en España

En el año 1996 comienzan a trabajarse las ondas de choque en España. En 1997 tiene lugar el primer encuentro de ondas de choque en Salamanca. Es el Dr. Vara el primer médico que utiliza ondas de choque extracorpóreas en el aparato locomotor con motivos terapéuticos para beneficiarse de las ventajas de las ondas de choque.

El Hospital de Asepeyo es el primer centro en España que trata patología de unión ósea. En el año 2003, el Dr Rodríguez reúne por primera vez a los médicos que utilizan Ondas de Choque en el Hospital para intentar formar la primera Sociedad Española, pero es en 2011 cuando se crea la nueva Sociedad Española de Tratamiento con Ondas de Choque, (SETOC).

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese