Las ondas de choque focales y radiales

ondas focales y radiales

Las ondas de choque son una terapia muy efectiva en calcificaciones, tendinitis crónicas tendinosis (codo de tenista y fascitis plantar) y fibrosis musculares pos-rotura muscular. Conozcamos en este articulo las características de las ondas de choque focales y radiales.

El origen de las ondas de choque focales y radiales

La historia de las ondas de choque comienza en 1980; las ondas de choque son usadas por primera vez en un paciente con piedras en el riñón. Actualmente, las ondas de choque focales o radiales utilizan tecnología muy avanzada. En poco tiempo el tratamiento con ondas de choque se ha extendido a otros campos médicos y sanitarios más allá de la urología. Así, desde hace ya varios años la cardiología o la rehabilitación, entre otras, se enriquecen de los grandes beneficios de este tratamiento no invasivo.

Las ondas de choque en fisioterapia se utilizan desde hace tiempo, siendo dos tipos los usados según la lesión a tratar. Hablamos de las ondas de choque radiales (RSWT) y de las ondas de choque focales (FSWT). Aunque diversos estudios sobre los tipos de ondas de choque focales y radiales muestran que los efectos de estimulación y el mecanismo terapéutico son bastante similares en ambas, existen diferencias que debemos conocer.

Tipos de ondas de choque focales y radiales

Existen dos tipos de ondas de choque (Radial y Focal), esto es importante para determinar el procedimiento de tratamiento y el tipo de aplicación que dependerán siempre de las características de la lesión.

Las ondas de choque focales

Las ondas de choque focales actúan a nivel celular focalizando las ondas hacia un solo punto de acción (volumen terapéutico); las características de las ondas de choque focales son las siguientes:

  • Producen baja dispersión de la energía;
  • Permiten seleccionar la profundidad de acción en los tejidos;
  • Las molestias que pueden ocasionar suelen ser solo al inicio de la aplicación.

Las ondas de choque focales están especialmente indicadas para el tratamiento de puntos gatillo miofasciales profundos, tendinitis de inserción crónica y puntos de dolor local profundos.

Las ondas de choque tienen que ser aplicadas por un médico rehabilitador o un profesional con formación. Gonimedic cuenta con el doctor José Manuel Sánchez Castaño, especialista en medicina física y rehabilitación, experto en terapias con ondas de choque. 

Tipos de generadores de tecnología para ondas de choque focales:

  • Electrohidráulico: disponen de una bujía eléctrica contenida en un medio acuoso para poder funcionar; al pasar una corriente eléctrica de alto voltaje genera una burbuja de plasma que se expande de manera esférica. Esta forma rápida expansión genera una onda de choque.
  • Piezoeléctrico: consistente en producir tensión mecánica sobre cristales que adquieren dicha tensión mediante diferencial de potencial de polaridad eléctrica.
  • Electromagnético: se origina con una bobina eléctrica que genera dos campos magnéticos de distinta polaridad, encima de la bobina hay una membrana de metal que es empujada por dicho campo magnético para generar una onda de choque.

Las ondas de choque radiales

beneficios de las ondas de choque focales y radiales

El origen de las ondas de choque radiales se enmarca en el año 1999 por su inventor Electro Medical Systems (EMS).

Las ondas de choque radiales se generan neumáticamente para aplicar en los tejidos blandos de manera superficial con una máxima penetración de 40mm.

La aplicación de las ondas de choque radiales se recomienda en las tendinosis o tendinitis tanto si esta calcificada o no, tendinopatía de hombro, rodilla o codo; en la bursitis trocantérea, en el síndrome de la fricción de la cintilla iliotibial o puntos gatillo. Como hemos comentado al inicio del artículo se trata de una técnica no invasiva, segura, menos molesta que las ondas de choque focales y además, permite realizarse a nivel ambulatorio.

Cualquier equipo de ondas de choque radial está compuesto de un compresor externo de aire, una sonda radial libremente móvil que toma contacto con la piel mediante un gel conductor y un panel de control que permite regular la intensidad, frecuencia y número de impulsos a realizar por paciente.

Beneficios de las ondas de choque focales y radiales

Las ondas de choque focales y radiales han demostrado tener los siguientes beneficios:

  • Efecto analgésico y antiinflamatorio.
  • Aumentar temporalmente la vascularización y activar la angiogénesis.
  • Fragmentan los depósitos calcáreos y estimulan la neosteogénesis en procesos de pseudoartrosis y retraso en la consolidación de fracturas.
  • Posible alternativa para ciertas intervenciones quirúrgicas, con la reducción del riesgo que esto supone.

Complicaciones de las ondas de choque focales y radiales

  • Roturas tendinosas y musculares: si las ondas de choque se aplican sin tener en cuenta la dosis y el estado del tejido a tratar. Estas complicaciones sin realizar un procedimiento adecuado suelen afectar en hombro y en Aquiles
  • Lesiones nerviosas y vasculares: es necesario estudiar y conocer la vía de aplicación.
  • Hemartros: necesitamos conocer el estado de la coagulación para evitar la hemorragia. 

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese