¿Qué es la osteonecrosis?: tratamiento con ondas de choque

osteonecrosis

¿Qué es la osteonecrosis?

La osteonecrosis es una enfermedad que causa la muerte del hueso por la pérdida del suministro de sangre al hueso. El hueso necesita la sangre, para evitar la muerte del tejido óseo. Cuando no llega la sangre, el hueso se colapsa y también puede hacer que las articulaciones que rodean al hueso se colapsen. Una persona con osteonecrosis sentirá dolor y problemas para realizar movimiento que antes podía hacer. En este artículo vamos a describir qué es la osteonecrosis y cómo podemos mejorar los resultados de los distintos tratamientos para la osteonecrosis con la terapia de ondas de choque.

La enfermedad de osteonecrosis puede aparecer en cualquier hueso, pero existen huesos que con frecuencia son los mas afectados por esta afección: 

  • Los hombros.
  • La parte superior de los brazos (húmero).
  • Los muslos (fémur).
  • Las rodillas.
  • Los tobillos.

La enfermedad de osteonecrosis también puede conocerse con los siguientes nombres:

  • necrosis avascular
  • necrosis aséptica
  • necrosis isquémica.

Síntomas

La enfermedad de osteonecrosis puede no presentar síntomas perceptibles en las primeras fases de la afección. De hecho, en algunas personas, se consigue diagnosticar por la realización una prueba radiológica que se ha hecho por otra causa.

Si tuviéramos que destacar el síntomas mas común y notorio de esta enfermedad  sería el dolor, que se manifiesta de distintas formas y localizaciones. 

  • Dolor intenso si el hueso colapsa.
  • Dolor incluso en reposo.
  • Rango de movimiento limitado.
  • Dolor en la ingle si la articulación afectada es la cadera.
  • Cojera, si la enfermedad se presenta en la pierna.
  • Molestias al realizar movimientos sobre la cabeza, si es la articulación del hombro la afectada por la enfermedad de osteonecrosis.

Causas de la osteonecrosis

La enfermedad de osteonecrosis se origina por la falta de sangre en parte del hueso. Con el paso del tiempo, el hueso puede colapsar. Si no ponemos remedio para la osteonecrosis, la articulación se daña hasta poder presentar artritis grave.

Las causas de la osteonecrosis pueden ser varias; como una enfermedad o un traumatismo grave (fractura o dislocación), que afecta el riego sanguíneo al hueso. Puede ocurrir que una persona presente osteonecrosis sin haber tenido ningún traumatismo o enfermedad. Esto se conoce como “osteonecrosis idiopática”.

A continuación, nombramos algunas de las causas mas relevantes de la osteonecrosis:

  • El uso de esteroides intravenosos u orales
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Anemia drepanocítica
  • Dislocación de fracturas alrededor de la articulación
  • Trastornos de coagulación
  • VIH o los medicamentos contra el VIH
  • Radioterapia o quimioterapia
  • Enfermedad de Gaucher 
  • Lupus eritematoso sistémico 
  • Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes 
  • Enfermedad por descompresión debido al excesivo buceo en el mar a grandes profundidades.

Diagnóstico

No existe una única técnica o prueba que pueda diagnosticar la osteonecrosis, por lo que el especialista realizará un examen físico para averiguar si hay alguna enfermedad que este afectando a los huesos.  Es importante, que hable con su medico sobre los síntomas, antecedentes clínicos y sobre, los medicamento o suplemento vitamínico que esté tomando. Una vez el especialista valore toda la información podrá pedirle alguno de las siguientes pruebas:

  • Radiografía
  • Resonancia magnética
  • Gammagrafía ósea
  • Tomografía computarizada

Tratamiento de la osteonecrosis

Las personas con osteonecrosis reciben el tratamiento más adecuado para conseguir mejorar el movimiento de la articulación; detener el avance de la lesión; y proteger los huesos y las articulaciones.

Existen diferentes opciones de tratamiento para la osteonecrosis están la cirugía y los tratamientos quirúrgicos, como los medicamentos. El especialista será la persona que determinará el mejor tratamiento para cada paciente con osteonecrosis. El médico tendrá en cuenta:

  • Edad
  • Etapa en la que se encuentra la enfermedad de osteonecrosis.
  • Localización de la osteonecrosis.
  • Causa, si se conoce.

Las opciones de tratamiento para la osteonecrosis son:

Tratamiento no quirúrgico

Los tratamientos no quirúrgicos no curan, pero si pueden ayudar a mejorar la enfermedad; sobre todo en las etapas tempranas. 

  • El uso de medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE); los anticoagulantes si existen problemas de coagulación o si se consume esteroides, el médico podría recomendar medicamentos para disminuir el nivel de colesterol y reducir la grasa en la sangre. 
  • El uso de muletas para cuidar de la articulación afectada y limitar el peso.
  • Ejercicios adaptados para aumentar la extensión de movimiento.
  • Terapia de estimulación eléctrica con ondas de choque para reforzar el tratamiento. Para conseguir los máximos beneficios de las ondas de choque es muy importante que la persona que administra las ondas de choque sea un especialista en medicina física y rehabilitación o médico rehabilitador como los expertos en terapias de ondas de choque en Goniomedic.

Cirugía

La enfermedad de osteonecrosis puede avanzar con el tiempo y necesitar una intervención quirúrgica. Algunos pacientes pueden necesitar cirugía en las etapas tempranas de la enfermedad si los tratamientos no quirúrgicos no ayudan. Los tipos de cirugía pueden ser los siguientes:

  • Osteomía, que modifica la forma del hueso y consigue disminuir la tensión en la articulación.
  • Cirugía de descompresión del núcleo, para disminuir la presión en el interior del hueso.
  • Reemplazo total de la articulación, se reemplaza la articulación por otra artificial.
  • Injerto de hueso, para reemplazar el hueso dañado con hueso sano de otra zona del cuerpo.

Si te interesa este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese